Cómo empezar a ser Zero Waste con un  coste inicial de 50€

Cómo empezar a ser Zero Waste con un coste inicial de 50€

Muchas veces pensamos que es difícil empezar con un estilo de vida más sostenible y que reducir residuo en casa parece tarea imposible, o incluso que nos va a suponer un derroche económico que no podemos permitirnos. Déjame que cambie tu perspectiva respecto a esto y pongámonos manos al mundo.

¿Qué es el movimiento Zero Waste?

Para empezar con algo primero tendremos que saber su significado y es que este movimiento no es más que volver al origen de nuestros abuelos y consumir productos naturales y sin empaquetar, si ellos lo hacían ¿Por qué nosotros no?

El movimiento Zero Waste o Cero Residuo consiste en reducir al máximo todo tipo de residuos que vayan a suponer un problema para el planeta en el que vivimos, en su gran mayoría, plásticos.

Ahora bien, no se trata de pasar de 100 a 0 en un momento ni de no generar ningún residuo (hoy en día con el ritmo de vida que llevamos es prácticamente imposible) , si no de reducir poco a poco y a la medida que podamos nuestro residuos, porque cada pequeño gesto cuenta.

Esa es mi filosofía, esa es mi definición del Zero Waste, tras un año de prueba y error, y de intentar no volverme loca en el intento, siguiendo principalmente la regla de las 5R (Rechazar, Reutilizar, Reducir, Reparar y Reciclar)

¿Cómo empezamos a ser Zero Waste?

Esta es la pregunta clave que todos nos hacemos a la hora de empezar este estilo de vida de cero residuo ¿Cómo lo hago? ¿Seré capaz? ¿Me supondrá mucho tiempo, dinero y esfuerzo?.

Cómo todo en la vida tiene su esfuerzo y ahí no te voy a mentir, pero hoy en día tenemos muchas maneras de poder hacerlo con mayor facilidad y bueno, también dicen que todo esfuerzo tiene su recompensa y ¡ASÍ ES!

Hoy te traigo este artículo con mucha ilusión para que empieces tu camino en cuidar del planeta con ciertos productos que he seleccionado, para que todo te sea más fácil, al fin y al cabo ese es mi propósito. Kit que podemos personalizar a nuestro gusto, sólo son ideas y productos que nacen de mi propia experiencia, y cada uno, somos un mundo.

Aquí van mis 3 ideas de productos que podemos comprar inicialmente.

1. Bolsas de algodón reutilizables para comprar a granel

Para intentar reducir al máximo los residuos plásticos es necesario que llevemos nuestras propias bolsas al comprar la comida. Estas son ideales para comprar tanto frutas y verduras, como pasta, legumbres, etc a granel.

Son de algodón orgánico, lavables y reutilizables una y otra vez, además de que mantienen los productos más frescos en la nevera.

Mi consejo principal es que evites ir al supermercado en la medida de lo posible y compres en tiendas como fruterías, charcuterías, etc. Hay más productos de los que piensas, es igual o incluso más barato y casi todo viene sin plástico. Sólo tenemos que acordarnos de llevar nuestras bolsitas y en el caso de queso, pescado, carne y demás podemos llevar tuppers de casa, no tengas vergüenza por pedirlo así, cada vez es más común.

2. Jabón de Marsella

Cuando empecé a investigar acerca de jabones naturales me topé con el jabón de Marsella, un jabón que sirve para tantas cosas que ni te lo creerás.

Desde lavarnos las manos, el cuerpo y el pelo (nos ahorramos 3 botes de plástico), hasta para fregar los platos (basta con frotar la pastilla en el estropajo) , hacer nuestro propio multiusos casero para limpiar la casa y un detergente casero lavar la ropa.

¡Todo eso comprando un sólo producto! Además el que yo he seleccionado viene casi 1,5 kg y nos dura un montón de tiempo. Cuidamos del planeta y además ahorramos.

Te dejo un enlace si quieres saber más y ver las recetas que he seleccionado para ti, para que te sea más fácil y lo tengas todo a mano.

También puedes comprar el jabón en la tienda Luffashop, mismo fabricante, menos cantidad y sin plástico.

3. Pack de 10 cepillos de dientes de bambú

¡Este es uno de mis productos preferidos! Me parece algo que usas en tu día a día y que te motiva a seguir hacía delante con tu camino hacia el cero residuo. Una vez utilizado, lo podemos desechar en nuestra basura orgánica (este modelo en concreto, a algunos hay que quitarles las cerdas si no son de bambú).

Lo he puesto en pack por que así sale más barato y ¡tenemos para 2 años o más! La unidad sale a 1.20€ la unidad, si quieres saber más acerca de los cepillos de bambú pincha aquí.

Consejos antes de empezar

  • Poco a poco y sin agobios, recuerda que los pequeños gestos cuentan.
  • Que no te de vergüenza ni apuro rechazar una bolsa de plástico.
  • Lleva tus bolsas reutilizables y enséñale al mundo como se hace, acuérdate de cogerlas antes de salir a hacer la compra.
  • Si tienes que comprar algo en plástico (porque tendrás que) mira primero si tienes opción de comprarlo en papel o vidrio.
  • Para poder inspirarte y ver más ideas y productos te animo a que te pases por la sección de alternativas al plástico, ahí te cuento toda mi experiencia.
  • Recuerda intentar comprar siempre de proximidad en la medida de lo posible, yo he puesto en Amazon porque tiene precios más competitivos y para empezar nos ayuda, pero siempre es mejor km0 o nacional.

En definitiva, disfruta por el camino y comparte tu experiencia con otros, únete a grupos de Zero Waste y/o sígueme en redes sociales y apúntate a mi Newsletter, en grupo todo sale mejor.

Aquí abajo te dejo una guía con más consejos totalmente gratuita, nos vemos y ¡Manos al Mundo!